jueves, 21 de abril de 2011

Concédanme el honor de hacerme pasar por metafísica.

Hoy me siento filósofa, hoy me siento con ganas de preguntar, sin necesidad de buscar con demasiado ahínco las respuestas.
Verán, he hecho un descubrimiento: Una persona que no conoces puede llegar a ser tu mayor apoyo en un lapso indefinido de tiempo.
La verdad es que no es ninguna proeza el haberse dado cuenta de algo tan banal, pero el caso es que nunca lo planteamos así, siempre decimos eso de.. "si es que han sido tantos años juntos, era inevitable que no nos diera por querernos tanto."
¿Alguna vez habéis oído a alguien plantearlo a la inversa? ¿Alguien que no valore a las personas por lo que ya le han aportado, si no que las valore por lo que le pueden llegar a aportar?
Verán, yo soy de ese tipo de personas, y a día de hoy quiero realizar la siguiente pregunta: ¿De veras crees que vale la pena simplemente valorar lo que ya tienes?